UPM compartió un día de trabajo con jóvenes estudiantes

Por tercer año consecutivo Fundación UPM, de la mano de DESEM Jóvenes Emprendedores, llevó a cabo el programa Socios por un Día, a través del cual jóvenes de la zona comparten una jornada de trabajo con profesionales de la empresa con la finalidad de apoyarlos y orientarlos en la elección de sus futuros estudios.

Una vez más Fundación UPM junto a DESEM Jóvenes Emprendedores invitó a 20 jóvenes de aproximadamente 18 años provenientes de Fray Bentos, Mercedes y Nuevo Berlín a compartir una jornada de trabajo junto a profesionales de la empresa. Durante un día laboral, los estudiantes tienen la oportunidad de observar y compartir, junto a expertos de cada área, cómo se aplica la profesión que más les interesa. De esta forma, no sólo tienen la posibilidad de realizar preguntas y observar el proceso de trabajo sino también ayudar en las tareas del día. Una oportunidad única para despejar dudas respecto a la posible profesión o reafirmar sus elecciones.

Laura Gómez, Química Farmacéutica de UPM, estuvo con Gastón, futuro Tecnólogo Químico y con Darío, que hasta ese momento no estaba seguro si optar por medicina o seguir la tecnicatura farmacéutica. Para Laura fue su primera experiencia como socia y la disfrutó poniéndose en el lugar de los estudiantes. “Qué bueno si me hubiese pasado, haber tenido la oportunidad de trabajar con alguien todo el día” comentó entusiasmada, “es que uno a veces elige la carrera sin saber mucho”, agregó. Por eso se preocupó por contarles no sólo cómo se realiza el trabajo técnico sino también los factores que inciden día a día para realizar una buena tarea además de otros aspectos fundamentales. “Le hablamos de la importancia de saber otros idiomas, de evaluar temas de calidad, de cómo se va completando la formación y que siempre hay que estar estudiando una vez que estás trabajando. Destacamos también el trato hacia los compañeros de trabajo, las relaciones con los diferentes niveles, el compartir, el ambiente”.

Raúl Came, supervisor de Caustificación, Aguas y Efluentes, acompañó a Leandro, estudiante de mecánica que quedó impactado con todo lo que descubrió en su recorrida por el área: “lo que más me gustó fue el taller, me mostraron como se trabajaba, las máquinas que tienen que nunca había visto” declaró. Y como si contara un sueño no ocultó su emoción; “nunca pensé estar así, venir acá, lo que es todo, muy lindo”.

Al mismo tiempo, la actividad no sólo alcanzó a quienes participaron, también los padres fueron parte desde su lugar. Estela, la mamá de Noelia, quedó encantada porque su hija volvió a casa segura de la profesión a seguir. Si bien tenía idea de estudiar Economía y seguir como Contadora Pública, la idea de no obtener una salida laboral le generaba la duda. “Volvió muy motivada y decidida a seguir la carrera de Contadora Pública al ver las diferentes posibilidades a la hora de aplicar la profesión”, comentó Estela. “Además está estudiando inglés y la experiencia le afirmó la importancia de aprender idiomas” concluyó.
 


Bookmark and Share