La experimentación como forma de aprendizaje en las escuelas rurales de Río Negro

foto.jpg

 
 
El Programa Integrado para el Fortalecimiento de la Escuela Rural que se implementa en todas las escuelas rurales de Río Negro cerró su segundo año. La aplicación del programa cambia la forma tradicional de trabajo y promueve el espíritu de investigación y participación tanto en los maestros como en los niños.
 
La Escuela Nº 28 de Puntas de Santa Fe está ubicada en el km 299 de la ruta 2. A pesar de estar inserta en un medio rural, la cercanía a la ruta nacional genera un sonido ambiente particular. Allí, a través de los sensores, los niños realizan mediciones diarias de la intensidad del sonido, estudiando su evolución.
 
Mientras, al norte del departamento, en la Escuela Nº 11 de Paso de los Mellizos la comunidad se prepara para plantar una huerta. Varios vecinos, sin embargo, comentan que hay problemas con la calidad del suelo, “no es lo suficientemente fértil para producir”, dicen. Con esa hipótesis, los niños de cuarto, quinto y sexto año, junto a su maestro, se preparan para investigar el suelo. Con el sensor que recibieron a través de E.dúcate, en convenio con Plan Ceibal, realizan mediciones del suelo, las características y su pH, y concluyen que a pesar de los comentarios de los vecinos el suelo es fértil, sólo que demasiado ácido para las hortalizas que desean plantar. A partir de esa conclusión trabajan para mejorar esa condición, mientras otro grupo escolar hace un seguimiento de la temperatura ambiente dentro y fuera del invernáculo, para propiciar el crecimiento del tomate y los zapallitos. Así, en este centro educativo rural el sensor se transforma en una poderosa herramienta para asegurar la viabilidad de la huerta escolar.  
 
Pero la utilidad de esta herramienta no se limita a brindar parámetros fisicoquímicos, si no que los niños deben desplegar también sus conocimientos matemáticos para interpretar las gráficas y trabajar con varias variables para poder comparar los datos. Los 35 niños que concurren a la Escuela Nº 19 de Las Margaritas estudiaron los diferentes tipos de suelo desde la teoría pero también desde la práctica. Comenzaron mirando un video sobre el tema, que forma parte del programa Ver para aprender de E.dúcate, y se adapta a la realidad multigrado de la escuela rural. Luego, con sensor en mano, se dirigieron a una cantera vecina para observar y medir las diferentes características del suelo a través de las variables de acidez, temperatura y humedad. Una vez de vuelta en el salón, grafican y comparan las mediciones con respecto a sus compañeros.
 
El sensor, junto al kit del programa Zona de Exploración para realizar experimentos, constituyen los únicos materiales para trabajar en ciencias naturales. “En las escuelas nunca hubo materiales de ciencias”, explica la directora de la Escuela de Puntas de Santa Fe, Marisol Reina, quien hace 17 años es maestra en escuelas rurales. Sin embargo, más allá de facilitar estos instrumentos, el Programa Integrado para el Fortalecimiento de la Escuela Rural genera capacitaciones específicas y el intercambio de prácticas entre docentes. “Es linda la experiencia de trabajar en el campo pero a veces falta motivación. Por eso, el principal aporte de este programa para mí es darte un motivo para seguir actualizándote y la posibilidad de ir reviendo las prácticas; especialmente en ciencias que suele ser un área relegada”, señala Reina.  
 
La ONG E.dúcate comenzó en 2012 a trabajar con el programa Ver para aprender en algunos centros de enseñanza rurales de Río Negro de la mano de la Intendencia departamental y la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria. El año pasado con el apoyo de Fundación UPM nació el Programa Integrado para el Fortalecimiento de la Escuela Rural, a través del cual se extendió el programa Ver para aprender a todas las escuelas rurales del departamento y se comenzó con Zona de exploración, un programa de experimentación en ciencias naturales que le brinda a los niños la oportunidad de comprender y realizar un análisis crítico en la adquisición de sus nuevos conocimientos. En 2014 se profundizó el apoyo brindando la posibilidad de trabajar con los sensores en convenio con el Plan Ceibal y continuar con la capacitación docente.
 
El 21 de noviembre en el Museo de Parque Industrial de Fray Bentos se realizó el acto de cierre de este segundo año del Programa Integrado para el Fortalecimiento de la Escuela Rural, que contó con el testimonio de las maestras y la presencia de autoridades de las instituciones involucradas.
 
 
 
 
 
 
 
 


Bookmark and Share