La capacitación en el Centro

teleton2.jpg

Durante este año siete técnicos del Centro Teletón de Fray Bentos se han capacitado a través de cursos especializados que les permite perfeccionar la atención de los 286 niños que concurren. Fundación UPM, al igual que Teletón, apuesta por la capacitación apoyando hace tres años la formación continua de este staff.
 
 
Los ocho técnicos de diversas especialidades que trabajan en el Centro Teletón de Fray Bentos han recibido formación especializada con la colaboración de Fundación UPM. Esta capacitación incluye cursos específicos en el área de fonoaudiología y fisioterapia, entre otras. Este año dos de las técnicas que trabajan en el Centro recibieron el Curso de Especialización para Bebés, en el Método Bobath, un concepto de tratamiento para niños entre 0 y 18 meses con parálisis cerebral.
 
La importancia de esta capacitación radica en que “es la patología que vemos más frecuentemente entre la población que atendemos”, explica una de las técnicas que recibió esta formación, la Lic. en Terapia Ocupacional Fátima Caraballo, que trabaja desde los inicios en el Centro Teletón de Fray Bentos.
 
Cada año es mayor la cantidad de niños menores de dos años que ingresan a Teletón, con lo cual una formación específica se considera fundamental para poder hacer una apropiada intervención temprana, que los beneficie en su desarrollo.
 
Asimismo, Caraballo explica que la capacitación continua es fundamental para seguir especializándose y perfeccionar tanto el abordaje como el tratamiento de pacientes. “Te brinda herramientas para evaluación y tratamiento de pacientes y nos permite ser más específicos en la intervención”, dice Caraballo. Como Licenciada en Terapia Ocupacional su función en el Centro es promover la independencia de los niños en la vida diaria a través del desarrollo de habilidades específicas para alimentarse, vestirse, acompañar las etapas del juego o las actividades de la escuela. “Y si no puede desarrollarlas realizar adaptaciones para facilitar la autonomía”, explica la licenciada.
 
En este sentido, “lo más satisfactorio de mi trabajo es cumplir con los objetivos que nos planteamos junto a la familia y que lo puedan aplicar en su vida diaria”, expresa Caraballo. Estos objetivos son pequeños grandes logros que determinan una mejora en la vida cada niño.
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Bookmark and Share