Fundación UPM apoya a INAU Río Negro en la modernización de su gestión

 

​Se lanzó un proyecto que mejora el sistema de gestión y la capacitación de los técnicos que atienden 2.100 niños de todo el departamento. “Antidestino”, tal como se denomina, es implementado por INAU Río Negro y la asociación civil La Barca, y es apoyado por UNICEF y Fundación UPM.



“Antidestino” surge ante la inquietud de INAU Río Negro, en conjunto con la ONG La Barca, de incorporar herramientas tecnológicas que mejoren la gestión del Centro buscando, en el largo plazo, que los niños fortalezcan los vínculos con sus familias y, a su vez, un mayor número jóvenes puedan adquirir autonomía.


El objetivo consiste en capacitar a los funcionarios de INAU en Río Negro que atienden a 2.100 niños y adolescentes entre 6 y 18 años de todo el departamento, para lograr implementar un sistema de registro, planificación y evaluación de los procesos socioeducativos de cada niño. “La capacitación le brinda herramientas al personal para mejorar la atención de los niños y sus familias”, explica la directora departamental de INAU en Río Negro, Prof. Vivian Tihista. En este marco, Fundación UPM apoya este proyecto con ocho equipos informáticos -un equipo por centro- destinado especialmente a la instalación de este sistema de gestión en todo el departamento y UNICEF aporta la licencia del software.


El proyecto trabaja en base a dos componentes, la capacitación de los técnicos de INAU para el uso del software, y el seguimiento a los niños trabajando en conjunto con la organización La Barca. Esta organización nace en 1985 como forma de dar una respuesta a niños que por carecer de adultos que se responsabilicen de su crianza viven situaciones de desamparo. Se destacó en su labor con las familias en riesgo, logrando 90% de experiencias de éxito en la inserción social de los niños. Ésta será la primera experiencia de transferencia metodológica a una jefatura departamental.


El principal resultado que se espera desde INAU Río Negro es mejorar la autonomía de los niños cuando son adolescentes. “Ellos están acostumbrados a tener su vida resuelta acá dentro, por tanto, hay que acompañarlos y prepararlos para vivir en sociedad ellos solos. Se busca en definitiva la inserción de los niños en su familia -cuando tienen una- y en su comunidad”, explica la directora departamental de INAU.

Por otra parte, desde La Barca se trabaja con la convicción de que “Antidestino” será un éxito. “Tenemos todo para que sea exitoso, el apoyo de INAU, de la jefatura departamental y el entusiasmo de los funcionarios para aprovechar esta capacitación que les permite crecer y aprender”, explica el coordinador regional de La Barca Gonzalo Soria, quien además ejerce como Párroco de la Iglesia Anglicana en Fray Bentos.



Bookmark and Share