Encuentro de líderes comunitarios en la planta de UPM

 

​Entre el 25 y 26 de febrero se reunieron en la planta de Fray Bentos 42 referentes de localidades rurales de Río Negro y Paysandú. Los participantes intercambiaron acerca de sus proyectos, recorrieron la planta y profundizaron su relación con la Fundación que comenzó con los talleres comunitarios.


Sobre las 10 de la mañana del miércoles 25 de febrero, 23 referentes de comunidades rurales se registraron en el control de acceso a la planta. Los participantes de cada  día, asistieron al encuentro y conocieron la planta de Fray Bentos acompañados por funcionarios, tanto de la planta y como de las regiones de UPM Forestal Oriental.
Con la presentación de cada uno de los participantes se dio comienzo a la jornada. Allí, el equipo de la Fundación, tomó como punto de partida los talleres comunitarios realizados el año pasado y describió el objetivo del encuentro. “Queremos continuar profundizando nuestra relación con las comunidades, a través de ustedes, los líderes locales, a quienes estimulamos a seguir trabajando juntos por el desarrollo de sus comunidades”, explicó en la apertura del encuentro Magdalena Ibáñez, gerente de Fundación UPM.       


Luego, de la mano de los responsables de Comunicación de UPM se realizó una visita guiada por las diversas áreas de la planta, explicando cada paso de la cadena productiva desde el vivero hasta la producción de celulosa y generación de energía. En el recorrido de la planta lo más llamativo fue el tamaño de todo el complejo industrial. Al comentario de “uno no se imagina lo grande que es esto”, le seguían otros similares de: “sabía que era grande, pero no tanto”, o “qué inmensidad que es esto, ¿cuántos predios abarca?”, al tiempo que se sacaban fotos para compartir esta experiencia con su familia. Esa sorpresa inicial dio paso a la reflexión de la importancia de conocer la planta como eslabón final de la cadena forestal. “Uno ve los camiones, pero no sabe a dónde van a parar los árboles que crecen al lado nuestro”, comenta Stella Toscanini, referente de Arroyo Negro, localidadad ubicada en el límite entre los departamentos de Paysandú y Río Negro. 


El almuerzo se convirtió en un espacio de intercambio entre los referentes de las distintas comunidades. Sentados alrededor de una mesa conocieron las particularidades de cada pueblo y se pasaron algunos consejos acerca de cómo solucionar temáticas puntuales –como de alumbrado o transporte- que algunas localidades ya lograron superar.


El encuentro continuó en el auditorio donde se realizó una capacitación acerca de cómo pensar proyectos comunitarios, tomando como punto de partida las oportunidades locales y el trabajo en red como forma de alcanzar la sustentabilidad.


Al finalizar se realizó una puesta a punto del estado de los proyectos en los que cada comunidad está trabajando. En ese marco, algunos referentes plantearon las dificultades que deben enfretar, como por ejemplo, lograr involucrar a todos los pobladores. Sin embargo, al pasar raya, las oportunidades de desarrollo de sus comunidades prevalecieron sobre las dificultades. “Siempre participé de todas las instancias habidas y por haber y entiendo que no podemos estar sentados pidiendo esperando que nos den. Yo no me he movido hasta ahora pero eso va a cambiar. Cada uno tiene que tomar su responsabilidad”, confiesa inquieta Sonia Tonarelli, una vecina de la localidad de Algorta, como conclusión de la jornada que acaba de vivir. 
 




Bookmark and Share