Egresa la primera generación de Formación Profesional básica adaptada al medio rural

 
claraa.jpg

Es la primera generación de jóvenes que completan educación media -equivalente al ciclo básico- en la zona rural de Clara. Esta propuesta educativa de articulación público-privada constituye un hito en la historia de UTU y está siendo replicada en otras comunidades rurales.
 
El viernes 5 de diciembre egresó la primera generación de alumnos de la Propuesta de Formación Profesional Básica adaptada el medio rural en Clara, departamento de Tacuarembó. Se trata de una solución educativa para los niños y adolescentes de la zona que no podían trasladarse a un centro poblado para continuar su formación en educación media básica, luego de completar la primaria.
 
Uno de los 20 alumnos que egresó del programa José Pedro Liendo, cuenta que no esperaba a los 24 años poder completar la educación media. “Que hoy con 24 años me reciba y tenga un ciclo básico cumplido es muy importante. Estoy orgulloso de haber tenido un estudio en la campaña”, resalta Liendo agradecido además, del apoyo recibido por parte de sus compañeros y profesores. Los conocimientos adquiridos en el área de carpintería y el respaldo de sus profesores le permitieron cambiar su trabajo como peón de estancia por un proyecto propio de carpintería rural en Clara.
 
Este programa surgió a partir de un diagnóstico de las comunidades de la zona, impulsado por Fundación UPM, en el cuál se detectó la necesidad de las familias de contar con mayores posibilidades en materia educativa. En 2012 se firmó un convenio entre UTU, la Fundación UPM, los establecimientos agropecuarios de la zona y el Programa Cardijn para brindar una solución educativa de calidad. Además, cuenta con el apoyo del Consejo de Educación Inicial y Primaria, la Intendencia de Tacuarembó y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). 
 
En este sentido, desde UTU se resalta la importancia del trabajo interinstitucional, tanto en la financiación como en el seguimiento mensual que se realizó del programa. “Es la primera propuesta de UTU de continuidad educativa en que el trabajo conjunto entre públicos y privados cumple sus objetivos muy satisfactoriamente”, señala César González, Consejero de UTU. Tanto es así que la forma de trabajo se está replicando en otras comunidades rurales que se encuentran en condiciones similares a Clara.
 
La ceremonia de egreso de esta primera generación de alumnos se llevó a cabo en la Escuela Nº 58, en cuyo local se estableció la sede de los cursos. Contó con la participación del Director General de la UTU, Ingeniero Agrónomo Eduardo Davyt, del Consejero de dicho Organismo, Maestro Técnico César González, y de representantes de las diferentes instituciones públicas y privadas involucradas en el proyecto.