200 personas participaron de los talleres comunitarios

Fundación UPM_Talleres comunitarios_2013.jpg

 

​En 2013 Fundación UPM realizó 12 talleres en los departamentos de Río Negro y Paysandú. Estas instancias permitieron conocer de primera mano la realidad de cada pueblo y, a su vez, identificar los desafíos que tienen en común las comunidades rurales de esta zona. 


El 20 de noviembre en el salón comunal de Grecco, en Río Negro, culminó el ciclo de talleres comunitarios realizados por Fundación UPM en pequeñas localidades de Río Negro y Paysandú durante 2013. Los talleres, llevados adelante por Fundación UPM, contaron con el apoyo de las oficinas regionales de UPM Forestal Oriental. Esteban Hermín, supervisor forestal de la zona de Tres Bocas en Río Negro, explica que los talleres han colaborado a fortalecer el vínculo entre la empresa y cada comunidad. “El principal resultado de estos talleres es el acercamiento personal con la gente de estas comunidades; por un lado, nosotros conocimos más las problemáticas de cada lugar y a su vez, quedamos en contacto con los vecinos como referentes de la empresa y de la Fundación en la zona”, resalta Hermín.

El objetivo de estos encuentros es promover la elaboración de proyectos en pequeñas comunidades rurales, por medio de la identificación de las principales limitantes y el trabajo en conjunto con los líderes locales. “Se busca que los talleres sean disparadores de un trabajo compartido, que permitan reflexionar en conjunto acerca de las dificultades y oportunidades de desarrollo de las localidades y proponer soluciones concretas”, explica María José Cuevas, coordinadora de Fundación UPM. Para lograrlo, se trabaja con un esquema de dos talleres por cada sede, que se realizan con una diferencia de alrededor de un mes y medio, período en el cual los vecinos pueden reunirse para trabajar sobre los resultados del primer encuentro e incluso esbozar un proyecto.

En los talleres participaron un total de 200 personas provenientes de 18 comunidades de los departamentos de Río Negro y Paysandú. Estas instancias, además de los desafíos propios de cada localidad, le permitieron conocer a través de la voz de los vecinos los temas comunes que se pueden trabajar a nivel de toda la zona. “Hay preocupaciones que se repiten en varias comunidades, como por ejemplo, la necesidad de actividades deportivas para los niños y jóvenes, el acceso a los pueblos y la mejora de las policlinicas”, cuenta María José Cuevas, quien además lidera la ejecución de los talleres. Como resultado de estas problemáticas comunes, la Fundación involucró a diversos organismos públicos para trabajar en proyectos que dan respuesta a necesidades de varias comunidades. En este sentido, Magdalena Ibañez, gerente de Fundación UPM, explica que “la Fundación ha recibido varios proyectos elaborados por los vecinos de estas pequeñas comunidades, pero principalmente desempeñó un rol clave como articulador, actuando como nexo entre organismos públicos o privados y los referentes locales”. Un ejemplo de esta articulación lo constituye un proyecto entre ASSE de Río Negro y Fundación UPM, para brindar capacitación para la atención de emergencias para el personal de la salud que trabaja en zonas rurales. En las jornadas participarán unas 50 personas entre médicos, enfermeros, licenciados, conductores sanitarios, bomberos y policías,  que trabajan en el interior de Río Negro y en zonas rurales de Paysandú.

En este primer año se incluyeron las localidades de: El Eucalipto, Federación, Lorenzo Geyres, Araújo, Queguayar, Algorta, Menafra, Arroyo Negro, Puntas de Arroyo Negro, Piñera-Beisso, Merinos, Grecco, Molles de Porrúa, Bellaco, Sánchez Chico, Sánchez Grande y Tres Quintas. Durante este año se proyecta continuar con los talleres comunitarios en Río Negro y Paysandú y extenderlos a otros departamentos del campo de acción, comenzando por Cerro Largo.

 




Bookmark and Share