''Ahora para ellos es Julissa''

La embajadora de Estados Unidos, Julissa Reynoso, visitó la escuela rural de Sánchez Chico invitada por Fundación UPM. En su recorrida por Río Negro también conoció la planta de UPM y se reunió con un grupo de mujeres emprendedoras de la zona.

El 4 de setiembre la embajadora comenzó el recorrido con la visita a la planta de UPM en Fray Bentos. Al día siguiente se trasladó a la escuela N° 54 de Sánchez Chico, un poblado integrado por 20 familias inserto en una zona agrícola ganadera a 28 km de Young. “Es la primera vez que viene alguien tan importante a la escuela”, relata la directora de la escuela N°54 Adriana Verzelli intentando explicar lo importante que fue esta experiencia para sus 17 alumnos. Sin embargo, los niños lo vivieron con mucha espontaneidad y alegría.
 
Lo primero que les llamó la atención fue el vehículo en el que llegó la embajadora a este pequeño paraje rural. Los guardaespaldas fueron el segundo factor sorpresa, “¿tiene guardaespaldas?”, preguntaban los niños sin disimular su admiración. En la charla le pidieron que hable en inglés porque, según explica la directora, “ellos no conocen el idioma, sólo lo escuchan en las películas”. Luego la embajadora les entregó libros y lápices “que los niños recibieron con gran avidez”, contó Verónica Pérez Urioste, encargada de programas de educación de la Embajada, quien también formó parte de la comitiva.

Julissa Reynoso nació en el interior de República Dominicana y les contó que se esforzó mucho para continuar sus estudios. También compartió aspectos de su vida diaria “les contó que tiene dos perritos, uno se llama Celeste y lo sacó de un refugio cuando llegó a Uruguay”, contó Pérez Urioste. Y agregó: “A la embajadora le encantan los niños y disfrutó muchísimo de la charla con ellos”.

Luego llegó el momento de que los alumnos le enseñaran a ella lo que hacen allí. Rodeada por todos los niños Reynoso conoció la huerta, al tiempo que una niña le contó paso a paso cómo plantaban. Como broche final, otra de las niñas le dio las gracias a la embajadora entregándole de regalo un cuadrito con una foto de ellos elaborado en base a troncos de árbol. Una vez que partieron, la maestra no logró que los niños salieran al recreo, cuenta que “se quedaron en la clase buscando información de ella en internet. Bajaron fotos de Reynoso en la Expo Prado y hasta la pusieron de fondo de pantalla de sus XO. Ahora para ellos es Julissa”.

A partir de esta visita, se crearon lazos entre diversos actores de Río Negro, como esta escuela y las mujeres emprendedoras de la zona, y la Embajada de EE.UU. “La Fundación es un nexo y un buen canal de comunicación entre ellos y la Embajada”, resume Pérez Urioste.

Asimismo, Magdalena Ibáñez, Gerente de Fundación UPM, y principal promotora de esta visita, explica que “el empoderamiento de la mujer y la inclusión social son dos prioridades de la Embajada que se alinean con la labor de la Fundación”.
 
 
 
 
 
 



Bookmark and Share